Quinceañeras, hermoso ritual de la mujer cubana

Las fiestas de quinceañera son todo un fenómeno en América Latina, pero en Cuba, como todo, tiene su toque mágico y diferente.
La celebración, aunque varía en dependencia del país, marca la transición de niña a mujer de las jóvenes. Sirve como un modo de reconocer que la chica en cuestión alcanzó la madurez.
En Cuba la fiesta puede incluir una danza coreografiada de grupo, en la cual 14 parejas bailan el vals alrededor de la quinceañera, la cual es conducida por uno de los bailarines principales.
Por supuesto, los trajes no pueden faltar. Los varones con smoquin y las chicas con vestidos de corte antiguo, como si fueran princesas. La quinceañera, por supuesto, siempre destacará y estará adornada con joyas y una tiara o algo por el estilo.
Esta costumbre entró en Cuba en parte por vía de España, pero su mayor influencia era francesa.
Las celebraciones del decimoquinto cumpleaños fueron muy populares en la isla hasta finales de los 70.
Las familias ricas, que se podían permitir alquilar comedores caros en clubs privados u hoteles de 4 y 5 estrellas fueron las auténticas precursoras de las quinceañeras, a las que llamaban Quinces.
Esas celebraciones transcurrían normalmente en la casa de la chica o en la casa más espaciosa de algún pariente.
En los últimos 30 años, debido a la precaria situación económica de la mayoría de las familias, la tónica de la celebración cambió.
Ahora muchas muchachas prefieren viajar por el país, pasar unas vacaciones con sus amistades y familia en la playa, visitar un hotel o algo por el estilo, y por supuesto, hacerse una sesión de fotos profesionales.

Share your thoughts

WhatsApp chat
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram